La Policía Alemana

¿Qué podemos aprender?
Analysis02.07.2018Anne Schneiderhan
Policía de Bremen, Alemania
CC BY-SA 3.0/ Wikipedia.org/Jocian

La policía alemana es una institución exitosa y muy respetada. Alemania es uno de los países más seguros del mundo, cuenta con una tasa de incidencia delictiva de alrededor de 6,960 por cada 100 mil habitantes y una tasa de homicidios de 2.82 por cada 100 mil habitantes[1], en comparación con México cuyo estimado de incidencias delictivas[2] es de 37,000 y la tasa de homicidios de 20.5 por cada 100 mil habitantes[3]. La policía es además la institución que goza de mayor confianza entre los alemanes. En una encuesta pública el 83% señaló tener confianza en sus policías, mientras que sólo el 65% de ellos dijo confiar en el ejército y 50% en el parlamento. ¿Qué está haciendo Alemania diferente?

Reclutamiento y formación

Una parte central en la excelencia de la labor policial son los procesos de selección y formación. Para ingresar a la academia de policía en Alemania es necesario pasar filtros estrictos, lo cual  requiere años de preparación.

La mayoría de los Estados alemanes exige una escolaridad mínima de 10 años como requisito para ingresar al nivel básico del servicio policial. Aquellos aspirantes que deseen ingresar a la academia, deberán aprobar un examen de conocimientos y demostrar que cuentan con aptitudes sociales a través de una entrevista psicológica. Además, sus capacidades físicas son también examinadas mediante pruebas deportivas y médicas.

Una vez que el aspirante es aceptado, inicia una fase de formación profesional llamada academia policial, la cual tiene una duración de 2 años y medio. La formación consta de elementos prácticos como entrenamiento de tiro, levamiento de evidencia y regulación de tráfico, así como también de componentes teóricos como el estudio de leyes y reglamentos policiales, Derechos Humanos, Derecho Administrativo e idiomas.

Los recién egresados comienzan su carrera en una patrulla o en unidades de protección civil. A partir de este momento, los policías pueden desarrollarse profesionalmente y adquirir una especialización, lo cual implica mayores responsabilidades y un mejor salario. Los policías pueden continuar sus estudios, especializarse en algún tipo penal, o bien, aspirar a posiciones de liderazgo al interior de las corporaciones policiales. Los estados también ofrecen la posibilidad de estudiar una maestría en la academia a aquellos elementos que aspiren a puestos de alto nivel.

Ética y Servicio Civil de Carrera

El servicio policial alemán está diseñado para que se convierta en una carrera de vida para el policía. Para ello, cuentan con una serie de garantías, prestaciones e incentivos salariales que le permiten desarrollarse profesionalmente y llevar una vida digna. 

Los beneficios también conllevan responsabilidades, los policías alemanes están obligados a participar en cursos de capacitación durante toda su carrera. Asimismo, las evaluaciones que miden su nivel de experiencia y logros, les permiten obtener ascensos en la corporación. Durante su carrera, los policías se pueden especializar en diversas áreas que van desde investigación criminal, la unidad canina, o las tecnologías de la información. 

Un código ético muy estricto es parte de la formación policial. Por ejemplo, está estrictamente prohibido que un policía alemán acepte de manos de un ciudadano algún tipo de beneficio o pago relacionado con su trabajo.

Cooperación interinstitucional

Otra diferencia fundamental entre la policía alemana y la policía mexicana es la estructura administrativa. Así como México, Alemania es un Estado federal y la Federación tiene una fuerza policial independiente de las policías estatales. Sin embargo, en el nivel estatal no existe la diversidad de entidades policiales que tiene México, como la policía estatal, municipal, ministerial y los agentes de tránsito. Cada estado alemán cuenta con una fuerza policial única que está dividida en varias áreas de especialización y que funciona como una entidad administrativa permeable.

Un patrullero en Alemania no sólo es responsable de patrullar las calles y reaccionar a llamadas de emergencia, entre sus funciones está también regular el tráfico en caso de ser necesario y conducir investigaciones criminales de acuerdo a las instrucciones de sus superiores y de la fiscalía. Existen bases de datos de delincuentes a las que tienen acceso todos los policías del país, incluso tienen acceso a la base de datos de la INTERPOL. Jurisdiccionalmente, las diferentes policías estatales cooperan cuando es necesario para combatir el crimen transfronterizo.

Menos horas de trabajo, más remuneración

El salario neto promedio de un policía alemán recién egresado de la academia es de aproximadamente 40 mil pesos mexicanos (1,700 euros) mensuales.[4] Después de dos años de servicio, el salario se incrementa gradualmente. En promedio, un patrullero puede obtener un salario neto de 58 mil pesos (2,500 euros) mensuales, mientras que un policía con formación universitaria de 3 años puede alcanzar un ingreso de aproximadamente 70,000 pesos (3,000 euros)[5] mensuales.

En México el salario promedio de un policía estatal ronda los 10 mil pesos mensuales y de uno municipal los 9 mil. Incluso con ajustes al poder de paridad de compra entre los dos países, el salario de un policía alemán puede llegar a ser de 3 a 7 veces mayor que el de un policía mexicano.

El salario es bajo en términos relativos, pero también el trabajo es mayor, en una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 70% de los policías señalaron trabajar más de 48 horas por semana. En Alemania, un policía trabaja entre 40 y 41 horas semanales, dependiendo del estado en donde preste sus servicios. El trabajo nocturno o durante los fines de semana es remunerado con una prima y la ley vigila que cada hora extra sea remunerada a través de horas libres o como compensación monetaria.

Mejores herramientas de trabajo

La policía de Baden-Württemberg, un estado de 10.5 millones de habitantes con una superficie de 30,753 km2 (aprox. la dimensión territorial de Guanajuato), cuenta con una flotilla de 5,200 vehículos, de los cuales 1,913 son vehículos Mercedes Benz adquiridos en el año 2017[6], además de 6 helicópteros[7]. La Policía Federal Alemana cuenta con 5,500 vehículos y 86 helicópteros.

Cada policía estatal cuenta con un instituto forense con laboratorios especializados. El Instituto Forense de Babaría, por ejemplo, tiene 200 empleados que procesan 60,000 objetos de investigación cada año.[8] En México, según un estudio de Causa en Común, algunas corporaciones policiacas no cuentan con el equipo necesario, en ocasiones tienen que comprar su propio uniforme, balas o gasolina.[9]

Anne Schneiderhan, candidata a doctora en Leyes por la Universidad de Giessen

 

[1] Según la estadística policial PKS Bundeskriminalamt 2017 Vers. 1, disponible https://www.bka.de/DE/AktuelleInformationen/StatistikenLagebilder/PolizeilicheKriminalstatistik/PKS2017/pks2017_node.html; unicamente incluye delictos registrados por la policía, excluye cifra negra.

[4] Datos de 2017, según Orange by Handelsblatt, “Wieviel verdient ein Polizist?”, https://orange.handelsblatt.com/artikel/33878

[5] Según tabla de sueldos en el sector público, http://oeffentlicher-dienst.info/beamte/vergleich/

[7] Según sitio web de Secretaria de Gobernacion de Baden-Württemberg, https://im.baden-wuerttemberg.de/de/sicherheit/polizei/moderne-technik/

[8] Según el sitio web de la Policía Bavariana http://www.polizei.bayern.de/kriminalitaet/technik/index.html/525

[9] Más detalle sobre la falta de equipamiento en la policía mexicana en el proyecto “Matar en México: impunidad garantizada” de Animal Político y en la encuesta a policías llevada a cabo por Causa en Común: https://www.animalpolitico.com/muertos-mexico-homicidios-impunidad/, ver también, http://causaencomun.org.mx/beta/wp-content/uploads/2018/04/Encuesta-qu%C3%A9-piensa-la-polic%C3%ADa-2017.pdf